Lo Último:

Mercado Inmobiliario: Retomando el camino

5 julio, 2017 | Por pconstruye
Mercado Inmobiliario: Retomando el camino
Informes

Con la expectativa de que a partir de este segundo semestre el panorama económico mejore, las empresas inmobiliarias solicitan al gobierno no limitar el otorgamiento de subsidios a través del Bono del Buen Pagador (BPP), así como facilitar el acceso al crédito bancario para que diferentes sectores de la población puedan hacer realidad el sueño de la casa propia.

El gerente general de las Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI), David Vargas informó que el año pasado se vendieron alrededor de 11 mil viviendas en Lima y que para este año la cifra no variaría mucho “todo dependerá de cómo se desarrolle la economía en el este semestre”.

Sin embargo recordó que en el 2012 fue el año con mayores ventas en el sector inmobiliario en el Perú. “Hasta ese entonces se tenía una economía sólida y políticas claras de vivienda. De ahí en adelante hemos venido en descenso, en el 2013 sentimos el primer golpe, y la economía no fue la misma, hasta ahora. A ello se suma la falta de créditos hipotecarios. Si bien hubo un intento de sacar adelante el Leasing Inmobiliario por parte del Ministerio de Vivienda, éste al final nunca se concretó… Lamentablemente vemos que, por parte del Estado, se han lanzado medidas que no han resuelto la gran problemática de la demanda”.

De igual modo Miguel Deustua, gerente de finanzas de Grupo T&C, refirió que el sector inmobiliario experimenta una desaceleración en relación a años pasados. “Recordemos que hemos tenido años con ventas de viviendas mucho mayores a lo que actualmente registramos. Según información elaborada por la empresa consultora TINSA, en el primer trimestre 2017 se habrían vendido 2,717 unidades, representando una variación de -3.1% con relación a periodo similar de año 2016, donde se colocaron 2,803 unidades”.

En consecuencia, dijo Deustua, creemos que para retomar el ritmo de ventas el sector requiere de apoyo financiero tanto a las empresas del sector inmobiliario como a los clientes finalistas. “En ese sentido, podemos afirmar que las condiciones para la calificación de los clientes finalistas son más duras que en años pasados, siendo exigidos actualmente una mayor cuota inicial, o la necesidad de acreditar en un mayor número de meses, la capacidad de ahorro de las familias que no tienen ingresos como dependientes”.

De otro lado, refirió que la proliferación de tarjetas de crédito de consumo, ha generado que muchas familias se endeuden y como consecuencia, ello les impida calificar a un préstamo hipotecario, que de alguna manera, representa un ahorro en un activo durable.

Para Pablo Seminario, gerente general del Grupo Caral indicó que el mercado inmobiliario -si se compara con el año pasado- la foto general, hasta el momento es que estamos igual, “es decir no está ni mejor, ni peor. Este 2017 es un año con un punto de inflexión, pues si lo miras en el largo plazo tiene que crecer debido a que  la demanda de viviendas es muy alta, en especial para familias y parejas jóvenes, entonces la necesidad sigue existiendo”.

En tanto Ricardo Arbulú gerente general de Ciudaris, indicó que el mercado inmobiliario ha venido creciendo de manera sostenida. “Se estima que para el 2018 esa tasa va a incrementar, pero tiene una relación directa con el incremento de la economía y el empleo. Comparando el sector con el del 2016 se estima que va a haber un crecimiento del 3%, lo cual es importante y significativo frente a la contracción del 3% que se presentó el año pasado respecto del 2015. Sin embargo se estima que a medida que se vaya reconstruyendo el stock y se desarrollen nuevos proyectos inmobiliarios, se tendrá un crecimiento más positivo”.

El gerente comercial de Urbana Perú, Diego Abarca refirió que para este año con respecto al 2016, se tiene una perspectiva más positiva. “El año pasado tuvimos un tiempo de mucha incertidumbre por causa de la elecciones. Hoy con un gobierno mucho más sólido, tenemos un ambiente de confianza nuevamente”.

Bono

Mediante el decreto supremo N° 001-2017-Vivienda, se oficializó la modificación a los rangos del subsidio que otorga el Fondo MiVivienda, con la idea de brindar este beneficio a las viviendas de menor precio para familias de bajos recursos. Dicha norma, que no ha sido del agrado de muchos,  rebaja el valor máximo de vivienda a ser atendido con el Bono del Buen Pagador (BBP), de 50 UIT (S/ 202,500) a 38 UIT (S/ 153,900).

(El informe completo se encuentra en la edición impresa y virtual de su revista Perú Construye Ed. 47. Pregunta por nuestras Suscripciones y accede a nuestras publicaciones.)

 

Comments are closed.